Historia

La historia del Perú se remonta a unos veinte cero años a.C. más o menos, cuando se empezó a poblar el territorio con conjuntos de hombres y mujeres cazadores y colectores. Las teorías difieren en lo que se refiere al auténtico origen del hombre americano. ¿Es la cultura americana autóctona o bien fruto de la migración asiática? Según lo que parece, la segunda hipótesis contaría con considerablemente más pruebas antropológicas, arqueológicas y literarias (leyendas y tradiciones). En el territorio de América del Sur fueron desarrollándose verdaderas civilizaciones que llamamos “preincas” ; las más esenciales fueron:
En la Costa: Chimú, Nazca, Paracas
En la Sierra: Chavín, Tiahuanaco
Para el doctor Julio C. Tello, la cultura Chavín fue la más vieja del Perú: mil – doscientos cincuenta a. de C. Su centro primordial se encuentra en Chavín de Huántar, en la zona de Ancash. Desde entonces, los pueblos de América del Sur desarrollaron diferentes facetas culturales: arquitectura, economía, religión, etcétera

Incas
El Imperio Incaico fue el más fuerte de la zona, así como los pueblos maya y azteca. Su antigüedad se remonta por año mil doscientos d.C. más o menos. El centro primordial lo formaba la urbe del Cusco lugar desde el que se regía más de cuarenta cero km. de caminos y cientos y cientos de pueblos conquistados. Conforme la historia legendaria, los Incas surgieron de la migración de los creadores desde la zona de Tiahuanaco; particularmente, Manco Cápac y Mama Ocllo habrían salido del lago Titicaca para fundar la capital de la civilización, por encargo del dios Sol. De este modo, se sucedieron diferentes gobernantes que hicieron del Imperio una enorme nación.
Conforme los historiadores, los Incas que la rigieron pueden ser clasificados en 2 dinastías: el Incario Legendario o bien Mítico (desde el mil doscientos d.C. hasta el mil cuatrocientos diez d.C.) y el Incario Histórico (desde el mil cuatrocientos treinta y ocho hasta el mil quinientos treinta y dos).
Para empezar el tour a Machu Picchu, uno debe estar por lo menos un día antes del inicio de su tour en la ciudad del Cusco.
Exactamente, cuando los 2 últimos Incas, Huáscar y Atahuallpa, estaban disputándose el trono del Imperio, los conquistadores españoles hicieron su aparición desde Centroamérica, se dirigieron a Tumbes, hasta el Cusco.

Conquista
La Conquista fue un periodo traumático y bastante difícil, tanto para los nativos indígenas para los nuevos gobernantes europeos. Significó un cambio radical en la composición de la sociedad y en la cosmovisión de los habitantes del Perú. Desde esta temporada, el virreynato se llamó “Perú”, y políticamente se le organizó en intendencias y gobernaciones, siempre y en todo momento al cargo de autoridades peninsulares.
Esta es la temporada de las grandes campañas de evangelización y adoctrinamento, con el objetivo de hacer del Perú una genuina colonia de España. Los intentos de rebelión no se hicieron esperar; el más grande fue el dirigido por el cacique Túpac Amaru II, quien reunió a gente de todas y cada una de las razas y clases sociales contra la Corona española; por último, fue derrotado. Cuando se suponía la imposibilidad de libertad, la propia crisis del virreynato y, especialmente, una clase social -los criollos (hijos de españoles nacidos en el Perú)- fueron los primordiales gestores de la futura Independencia del Perú.

República
Esta etapa nace en mil ochocientos veintiuno, con la jura de la Independencia en Lima al cargo del argentino José de San Martín, quien, al lado del venezolano Simón Bolívar, había dirigido campañas militares, constituido por un ejército de diferentes zonas del Virreynato. No obstante, fueron precisas 2 batallas más (Ayacucho y Junín) en mil ochocientos veinticuatro para sellar al fin la Independencia.
Conseguida la libertad de España, el inconveniente más culminante para las jóvenes repúblicas fue la organización política y el acuerdo de los incipientes conjuntos sociales. ¿De qué forma conseguir que el Perú se desarrolle de forma independiente? ¿Qué conjunto debería dirigir este desarrollo; cuál sería el más ideal para regir el Perú? Estas han sido las grandes interrogantes desde la aparición de la República, y su falta de resolución le ha traído al país los inconvenientes más definitivos. Desde las primeras guerras entre los caudillos militares hasta las luchas entre las organizaciones políticas de los últimos tiempos, el Perú semeja no haber encontrado todavía la elabora conveniente para conseguir sus metas.

Las primeras huellas de presencia humana en Perú datan de hace por lo menos veinte.000 años ya antes de nuestra era, mas han sido preservados poquísimos vestigios de esta temporada. Desde mil doscientos cincuenta a.c., múltiples civilizaciones venidas del norte, los Chavinos, los Chimús, los Nazcas y los Tiahuanacos se establecieron en la zona. La urbe de Chanchan, cuyas ruinas son perceptibles todavía el día de hoy, fue construida por los Chimús cara el año mil a.c.

Los Incas, una tribu guerrera del sur de la sierra, se desplazó poquito a poco cara el norte de la zona hasta el val fértil de Cuzco entre los años mil cien y mil trescientos. Su expansión empezó en mil cuatrocientos treinta y ocho, con Pacahuetec, quien emprendió la conquista de las tierras vecinas.

Cara el mil quinientos, el Imperio inca se extendía del océano Pacífico hasta los orígenes del río Paraguay y del Amazonas, de la zona del presente Quito, Ecuador, hasta el río Maule, en Chile. Este extenso imperio era dirigido por un inca, o emperador, quien era reverenciado como una divinidad. Rico en yacimientos de oro y plata, el reino de los Incas iba a volverse el blanco de las ambiciones imperiales de los españoles ya instalados en Panamá.